Artículo, Literatura, Recomendaciones

3 cuentos para conocer a Amparo Dávila

Amparo Dávila está en el kokoro de todos los fans de la literatura fantástica; independientemente de si queremos clasificarla así, su narrativa es representativa de la imaginación en las letras mexicanas. Sin embargo, siempre que se habla de la autora zacatecana, el comodín de todos nosotros (sí, me incluyo en el tren) es “El huésped”, cuento que debe su popularidad al horror desconocido que se encierra en sus palabras, monstruo del que se especula constantemente para descubrir su naturaleza. La incertidumbre es definitivamente una de las características más sobresalientes de las historias de Dávila, pues provoca que el lector muchas veces no sepa qué está pasando ni con qué horrible criatura está lidiando.

what.gif

Por eso, para que cuando les pregunten sobre esta autora, no hablen sólo de “El huésped” (aunque sí hablen de él poquito, la verdad es un relato muy chido), quiero recomendarles tres de los cuentos que más disfruté cuando conocí los libros de Amparo Dávila. Para seleccionarlos, consideré que las ansias por saber consumen a muchas personas, y que por ello no suelen llegar con ganas al mundo de los “dávilaliebers” (?); así que, a mi parecer, estas historias pueden funcionar bien como una introducción a esta oscuridad literaria que todos tenemos derecho a disfrutar.

Alta cocina

Los chillidos de algo, que está siendo cocinado mientras sigue vivo, vuelven constantemente a la memoria del narrador que relata las sensaciones y vivencias de su niñez, mientras el lector intenta figurar de qué se trata ese delicioso platillo tradicional. ¿Será que aún se nos prepara en algún restaurante? ¡Iugh!

Recuerdo la sombría cocina y la olla donde los cocinaban, preparada y curtida por un viejo cocinero francés; la cuchara de madera muy oscurecida por el uso y a la cocinera, gorda, despiadada, implacable ante el dolor.

En “Alta cocina”, el espacio familiar se convierte en el origen de los traumas que persiguen a quien nos cuenta estas anécdotas; donde una necesidad básica para la supervivencia se vuelve un martirio, y los protectores de la niñez, los adultos, se presentan como monstruos.

Pueden leerlo por aquí: 〈(•ˇ‿ˇ•)-→

Óscar

Nuevamente es el hogar propio el que funge como escenario de lo otro. Mónica es una chica que regresa a su lugar de origen para estar con su familia, la cual ha dedicado su vida para servir a uno de sus integrantes, que padece de alguna enfermedad. Éste es intimidante y desde su encierro es el guardián, amo y señor ogro que los vigila. Todos parecen estar acostumbrados, pero la presencia de Mónica comienza a inquietar el estado de la situación.

Pero antes se le llevaba el desayuno a Óscar porque pasaba el día de muy mal humor si no era atendido primero y él, desde el sótano, tenía gran conocimiento de los ruidos de la casa y de las horas; sabía cuándo se levantaban, cuándo entraban a la cocina, cuándo salían, todo.

Vuélvanse locos acá: p. 32 ┗(•ˇ_ˇ•)―→

La señorita Julia

Julia es como cualquiera de nosotros, bueno no, es mejor (?); es ordenada, cuidadosa, pulcra, doña perfecta, lo cual le causa las críticas de las lenguas viperinas. Sin embargo, un día comienza a escuchar sonidos en su casa que no la dejan dormir. Las cosas se le salen de control por la falta de sueño y su perfecta existencia da un vuelco que raya entre la cordura y la locura. Al leer la vida de Julia, los espectadores tendrán que preguntarse qué está pasando y qué son esos ruidos, mientras caen en la vorágine de la supuesta pérdida de la razón y se llevan un amargo final.

Julia tenía los ojos cerrados, pero estaba despierta y escuchaba los ruidos en la estancia… en la escalera… aquellas carreras… saltos… resbalones… después allí en su cuarto… llegando hasta su cama… debajo de la cama.

En primera instancia, éste es un cuento lleno de angustia. Pero en los últimos renglones, todo el cúmulo de vaguedades se resuelve ante los ojos del lector, cosa que, como se darán cuenta, pasa muy pocas veces en la narrativa de Amparo Dávila.

Curen su insomnio aquí: 〈(•ˇ‿ˇ•)-→

¿Ya leyeron a Amparo Dávila?, ¿cuál es su cuento favorito? Sin duda alguna, ella es una de mis autoras preferidas, así que seguramente seguiré esparciendo el amor por sus oscuras e indeterminadas letras. ¡Que la disfruten!

Mi firma_K

¿Dónde encuentro Cuentos reunidos?

Biblioteca Vasconcelos: 863MD388 C83
Librunam: PQ7297.D358 2009
FCE

arte gráfico, Recomendaciones, terror asiático

Webtoons de Horang, pt. 2

Recientemente publiqué en Penumbria un texto donde platiqué un poco sobre el trabajo de Horang, un escritor y artista surcoreano de webtoons, que me mantienen con las manos sudando de principio a fin. Como mencioné en ese pequeño artículo, su labor es vasta y él se ha encargado también de varios cómics digitales basados en películas de terror, los cuales no descuidan su técnica narrativa y de dibujo, pues es posible encontrarse con esos efectos sorpresa característicos de él, que aprovechan todo el suspenso generado por la atmósfera tétrica a lo largo de la historia para explotar la adrenalina acumulada en el lector.

Como podrán notar al revisarlos, estos webtoons no han sido traducidos del coreano, pero realmente creo que a pesar de ello, los espectadores hablantes de otras lenguas, amantes de las películas de terror, pueden disfrutar del trabajo puesto en estos cómics. No obstante, mi reino por un alma bondadosa que hable coreano y quiera ayudarme con la traducción, just sayin’. En fin, aquí les comparto estos webtoons de Horang* (nota al final del artículo):

icons8-Ghost-64.png Oculus

(Mike Flanagan, 2013). La también titulada en Latinoamérica como Oculus: el reflejo del mal cuenta cómo dos hermanos intentan demostrar que los horribles hechos sucedidos hace años en su casa fueron obra de un espejo maldito y no de sus padres, ni de ellos mismos. Horang recupera la investigación de Kaylie Russell, la hermana mayor, para ilustrar en su cómic algunos de los eventos que el espejo ha provocado a lo largo de los siglos de su existencia.

Horang Oculus

icons8-Ghost-64.png El Conjuro 2

(James Wan, 2016). Esta historia pertenece al universo cinematográfico de El conjuro o, como a algunos les ha dado por llamar, el Warrenverso, y se basa nuevamente en uno de los casos de Ed y Lorraine Warren. En la película, uno de los personajes trascendentes es la monja que no es tan monja; es de verdad escalofriante, tanto que estamos próximos a ver un spin-off dedicado a ella, del que recientemente Annabelle 2 nos ha mostrado unas pistas en forma de referencias y escenas post-créditos. Así como todos los expectantes de este universo de terror, Horang sabe la importancia de este ente, por lo que explota su presencia en el cómic que desarrolló, basado en esta cinta de James Wan.

Horang. El conjuro 2
“¿Quién es?”

icons8-Ghost-64.png Lights Out

(David F. Sandberg, 2016). Creo que a estas alturas de la vida, la gran parte del fandom del terror sabe que la semilla de este filme es un cortometraje homónimo dirigido por el mismo Sandberg. También llamada muy teatralmente Cuando las luces se apagan, esta historia plantea la existencia de un ser que vive y se alimenta de la oscuridad, por lo que habita en las sombras y huye cuando aparece la luz. Este fantasma  parece tener un vínculo con la madre de dos chicos que han sido atormentados por esta presencia desde la infancia. Además, mucho se ha dicho de que ello es la representación del trastorno mental conocido como depresión.

Horang lights out_
“Click”

Sin duda alguna, esta película tiene un elemento al que Horang recurre constantemente: la oscuridad, por lo que se puede sentir al avanzar ente sus trazos. En muchos de sus trabajos, al desplazar la página hacia abajo para ver el cómic, el fondo se vuelve negro y eventualmente, los monstruos salen. Cabe destacar que en uno de los cuadros de Lights Out, tendrán que encender y apagar la luz, tal como lo hace Lotta Losten en el cortometraje y la película, para ver qué se encuentran.

icons8-Ghost-64.png Annabelle 2

(David F. Sandberg, 2017). Finalmente, se puede encontrar un video basado en la precuela de la precuela de El Conjuro, cuyo vínculo se ubica en el sitio de Horang. Pueden verlo al darle click al título, como en los webtoons anteriores.

Horang Annabelle 2
“Me desharé de ella” (?)

Es posible notar que el autor surcoreano prácticamente adaptó algunas escenas cinematográficas al formato del webtoon, por lo que, si hemos visto la película, no será difícil saber de qué va el cómic. Por ello, invito a todo aquel fan de los sustos ficticios a que no le tema a los caracteres coreanos y disfrute de estos mangas del horror.

Mi firma_K


*Nota: cuando los vínculos se abran en una nueva pestaña, esperen unos segundos para que el webtoon cargue y tome su tamaño ideal. Pueden usar auriculares para una mejor experiencia. Si son miedosos como yo, les recomiendo que los vean durante el día, con la luz de su amigo el sol. Horang siempre hace la advertencia de que si son sensibles, están embarazadas, no están en condiciones o tienen enfermedades cardiacas, es preferible que se abstengan.