Reseñas de libros

Reseña | La familia Mumin en invierno, de Tove Jansson

La familia Mumin en Invierno

La familia Mumin en invierno
Tove Jansson
Madrid: Siruela; 
México: CONACULTA, 2012.
136 pp.

El invierno llegó al valle y toda la familia Mumin está hibernando, pero por alguna razón, el menor de ellos, Mumintroll, se despierta antes de tiempo, y deberá pasar el resto del invierno solo. Por eso, tendrá que salir de su casa y ahí descubrirá cómo todo ha cambiado desde que se fue a dormir; no sólo se enfrentará a los cambios ambientales, a la caída de nieve y al frío nórdico, sino a conocer a nuevos seres que sólo se dejan ver en esa época del año. El pequeño Mumintroll se enterará de muchas cosas que permanecían secretas a todos los de su especie.

Mumintroll y Mamá Mumin
Mumintroll y Mamá Mumin

Este libro (Trollvinter) es la sexta parte de la serie Mumintrollen de Tove Jansson. Lo leí en medio de uno de los inviernos más fríos que  he tenido como citadina de un lugar templado, así que a mi 1ºC sólo podía sufrir por el pobre Mumintroll que se quejaba pesaroso de cómo todo era gris, frío y triste, y que se la pasaba extrañando el sol, deseando con todo su corazón mumin calentar su espalda como en primavera.

Mumintroll se encuentra muchos personajes muy diferentes a él y su familia. Mientras que él es un ser sosegado, curioso, tranquilo, tierno, amable (aunque un poco impaciente) y lleno de valentía, los demás son más rebeldes y extrovertidos. Por ejemplo, la Pequeña My, traviesa, activa, genial, desenfadada, que no tiene un filtro en sus palabras, lo cual le puede causar algunos conflictos a Mumintroll; o el Hemul, un forastero al que le encanta esquiar, pero que no se da cuenta de cómo a todos les es incómoda su presencia en el valle (excepto a la Pequeña My y a la criaturita Salomé) porque es muy escandaloso.

Mumintroll, Too-ticki y Pequeña My
Mumintroll, Too-ticki y Pequeña My

Con el paso del texto, las relaciones entre los personajes van a ir revelando el verdadero meollo del asunto, porque nos será posible ver que lo más importante en esta historia de Jansson es la diversidad: el ver cómo todos somos diferentes a los demás, nos gustan cosas distintas y tenemos necesidades variadas; pero que a pesar de eso, podemos convivir en armonía, y aprender unos de otros.

Muchos podrían pensar, como pasa con muchos libros de LIJ, que La familia Mumin en invierno es un “cuento” para niños y no puede ser disfrutado por gente más grande; pero, igual que como pasa con muchos de esos libros, se equivocan. Los personajes de Jansson son tan entrañables y tan bien hechos que es fácil identificarte con ellos, aunque sean criaturas poco convencionales; quizás eso es lo que los hace cercanos: todos somos raros a nuestra propia manera. Yo, por ejemplo, me sentí muy Mumintroll, pero habrá quienes se sientan más Hemul o Pequeña My. Cada uno tiene una esencia compleja, pues va más allá de lo bueno/malo, no hay villanos ni héroes, sino un montón de seres que combinan sus experiencias y perspectivas en un ambiente desafiante como lo es el invierno nórdico.

Qué pena que todo lo emocionante siempre se acabe cuando ya no le tienes miedo y, por fin, puedes disfrutarlo.

Las ilustraciones de Tove Jansson van dando una idea de la mágica cotidianidad del Valle Mumin, de lo adorable que es Mumintroll, de la locura de My, de lo trascendente que es la ardilla con la cola más bonita…

Mumintroll en la casa de baño
Mumintroll al llegar la primavera

Cabe mencionar cómo la autora logra tocar un tema sensible de una forma cuidada y amable para los niños: la muerte; pues logra escribir que aunque el invierno puede ser hermoso, también trae peligros consigo que pueden arrebatarle la vida a algunos. No obstante, todo es parte del ciclo de la vida que vendrá a ser continuado por la llegada de la primavera.

Éste fue mi primer acercamiento a esta serie (sí, ya sé, empecé toda chueca por el sexto y no por el primero), y definitivamente me ha dejado con las ganas de leer más de las aventuras de los Mumins, en especial, de mi animal espiritual: Mumintroll.

Mi firma_K

5

¿Dónde lo encuentro?

Biblioteca Vasconcelos: I 894.5413J36 F35
Amazon
 Epublibre

Reseñas de libros

Macanudo 1, de Liniers

Macanudo
Macanudo 1
Liniers
México: Sexto Piso, 2012.
96 pp.

Éste es el primer número de una serie de recopilaciones de tiras cómicas macanudas de Liniers, publicadas originalmente en el periódico La Nación, de Argentina. Todo lo incluido está lleno de color, de personajes adorables y situaciones de lo más interesantes: pueden ir del chiste más tonto a la reflexión existencial más profunda; o incluso las dos cosas al mismo tiempo.

Liniers dibuja personajes, y sus personajes son macanudos. Y los dibuja tan bien que son todos lindos, hasta los feos son tan perfectamente feos que son bellos. Solitarios, con una inocencia pop a veces algo perversa, se mueven con elegancia entre la tristeza y el asombro, como actores anónimos de pequeñas películas artesanales de clase B.

Macanudo 1_3

Cuando era niña, me encantaba leer la sección de caricaturas; después me desacostumbré, porque en la Universidad te separan mucho de la literatura pop, la que sí llega a todos; los alumnos son más pedantes que los propios profesores. Pero al salir de tu burbuja única y especial académica, te das cuenta de que los libros abarcan demasiado y el arte tiene diversas formas; por ejemplo, las tiras cómicas, y Liniers demuestra lo precioso que llega a ser este universo narrativo.

Macanudo refleja cómo los pequeños detalles pueden ser grandes historias con el tratamiento adecuado, cómo cosas cotidianas de repente son dignas de ilustrarse. Pero cabe preguntarse qué significa esa cotidianidad cuando eres una caricatura. Liniers nos da la respuesta, pues sus personajes están constantemente pensando y preocupándose por su existencia, por el valor de un nuevo día y la importancia de las nimiedades que los rodean, por su razón de vivir o por el simple hecho de estar parados frente a nosotros sin saber qué decir para sonar graciosos.

Macanudo 1_2

Estos pensamientos se extienden y llegan a relacionarse con el uso de la metaficción, con la cual Liniers no sólo le recuerda al lector cómo se hacen los cómics, o cómo quiere que creamos que se hacen; sino que también la utiliza para jugar con sus propias creaciones (sus personajes, sus bebés) y hacerles ver que aunque no son “reales”, existen y pueden hacer cosas: porque está claro que aunque seas un pedazo de papel lleno de acuarelas y letras, puedes sacudir el mundo.

Existe entonces una estructura narrativa que remarca el estrecho vínculo entre la presentación del dibujo y las palabras; y a través de ésta, a Liniers le encanta mostrarnos además muchas divertidas ironías.

Macanudo 1_

He de confesar que a algunas tiras no terminé de entenderles. Pero leí Macanudo en un rato de espera y, después de haberme encontrado con la oscuridad de Lenore, me encariñé especialmente con los pingüinos y el gato Fellini (aunque todos tienen mucho que dar) y disfruté el humor blanco y genuino de esta sinfonía de trazos trascendentes, cuya naturaleza se refuerza en los tonos pasteles de varias viñetas, que te hacen viajar de una sonrisa ñoña a un momento de reflexión sobre tu vida misma; de un momento a otro, el lector es capaz de decir “ese soy yo”: se convierte en una caricatura de Liniers. Definitivamente, quiero seguirle la pista a este artista argentino.

Mi firma_K

5

¿Dónde lo encuentro?

 Sitio de Liniers (tiras, información, personajes… H-E-R-M-O-S-O )
 Biblioteca Vasconcelos: 741.5982L56
 Amazon
 Book Depository
Sitio web de Sexto Piso

Reseñas de libros

Lenore: Jugarretas, de Roman Dirge

Lenore Jugarretas
Lenore: Jugarretas (Lenore, #2)
Roman Dirge
Barcelona: Norma, 2011.
112 pp.

Lenore es una niña que tiene amigos, vive aventuras, se enferma, se divierte y… está muerta. Los personajes con los que convive y las historias que Roman Dirge ilustra son de lo más retorcidas. Aunque el hecho de que Lenore esté muerta ya dice mucho, esa es la menor de las piruetas en estos cómics. La personalidad de esta protagonista es algo inquietante, pues combina la inocencia de la infancia con lo macabro de la oscuridad; es entonces la representación de diversas dualidades.

Lenore Jugarretas_RomanDirge
Lenore: Jugarretas, de Roman Dirge

Por eso, no pude evitar acordarme de los Happy Tree Friends, esos animalitos tiernos iluminados con colores pastel que de una u otra forma siempre terminan destazados en medio de una serie de eventos muy desafortunados que dejan al espectador pensando si sí reírse o llorar por el conejito que se acaba de electrocutar. Así son las historias de Lenore, aunque mejores: llenas de sombra chispeante.

Obviamente, en medio de tantas circunstancias sórdidas, uno puede dudar de su salud mental por reírse de algunas cosas, o tal vez le llega el punto en el que prefiera dejar el libro. En mi experiencia, al llegar a “Gatito núm. 35”, terminé por preguntarme qué rayos pasa con los que reseñan a Lenore con oraciones como “esperaba algo más retorcido”. Pues ¿qué ratas querían? Casi suelto un spoiler :3

Lenore Jugarretas_Dirge
“Bienvenidos seáis por la alegría que me dais cuando os vais”.

A pesar de lo horrible que pueda sonar, Lenore tiene un encanto difícil de ignorar. Sus trazos son muy simples y feos, pero kinda cute y Dirge ha de confiar en ello, porque incluye páginas de dibujos que serían buenos tatuajes, según él (la verdad yo no me los tatuaría, pero bueno).

Es obvio que éste no es un libro para gente que se perturba fácilmente, o que busca la máxima verdad en todo lo que lee. Es más un libro para juguetear con el humor negro: el del dolor, la muerte y el doble sentido. Pareciera un cuento infantil (aunque no lo es) salpicado con rimas y calaveritas, donde la oscuridad se vuelve colorida, muy al estilo de un Día de Muertos.

Un día insólito a las 6 de la mañana
reinó el silencio al nacer una criatura extraña.
Un bebé tristón y feo para todo el que lo mirara.
Nadie lo cogía en brazos,
no tenía piel en la cara.

Como se habrán dado cuenta, no inicié por el número uno, Lenore: Collejas, porque no tenía ni idea de que había toda una serie del personaje, sino hasta que Goodreads me lo dijo. Por lo tanto, desconozco qué tantas diferencias o similitudes haya entre los dos libros o si hubo algún desarrollo o continuación. Lo que he escrito se basa en mi experiencia con Jugarretas. Sin embargo, me da curiosidad encontrarme con las demás vivencias de Lenore, la niña muerta.

Mi firma_K

4

¿Dónde lo encuentro?

Biblioteca Vasconcelos: 741.5973D47b
 Sitio web de Editorial Norma
Amazon

Reseñas de libros

Pollo con ciruelas, de Marjane Satrapi

Marjane Satrapi_Pollo con ciruelas

Pollo con ciruelas
Marjane Satrapi
Barcelona: Norma, 2009.
84 pp.

Nasser Ali es un músico muy talentoso, pero un día su esposa le rompe su tar, el instrumento con el que él no sólo ha desarrollado su maestría musical, sino una relación vital y anímica. Por eso, cuando no encuentra otro instrumento con el que esté satisfecho, decide que ya no quiere vivir, y sólo se acuesta a esperar la muerte.

De entrada, podría sonar a que es un argumento sencillo con acciones exageradas por parte  del protagonista, pero al avanzar la historia (o retroceder en ella), es posible notar cómo los sentimientos se van acumulando y mezclando al conocer las vivencias de los personajes: se funden los blancos y negros para formar naturalezas esféricas de cada uno de ellos. Por ejemplo, uno podría odiar un poco a Nahid por andar rompiendo cosas que no son suyas, pero ¿qué la motivó?, ¿qué la impulsó a hacer eso?, ¿cuál es su historia? Después de dosificarnos las respuestas, la autora nos va involucrando plenamente con su libro de tal forma en que nada nos es indiferente.

Como diría aquél, “No basta con vivir para estar vivo”…

Pollo con ciruelas4_
Nasser Ali y Azrael, el Ángel de la Muerte.

Sin lugar a dudas Marjane Satrapi es una artista de las emociones humanas; sus viñetas pueden parecer simples por la falta de color, pero como dijo la fotógrafa Andri Cauldwell, “To see in color is a delight for the eye but to see in black and white is a delight for the soul”. Marjane atrapa en sus dibujos lo necesario para desarrollar el carácter de sus personajes, les otorga personalidades con las que el lector puede sentir empatía, porque nadie es totalmente bueno o malo, sino que solamente son. Igualmente, como en el mundo, los momentos trazados tienden a ser muy agridulces, puede haber risas en momentos solemnes, llanto en una situación cómica, e incluso escenas retorcidamente enternecedoras (como el fantaseo con Sophia Loren, I guess); y la inocencia de un niño salta en el mundo de Pollo con ciruelas para provocarle sonrisas hasta al más serio de los lectores.

Algo que es precioso y preciso en la narrativa de esta novela gráfica son los saltos temporales. Personalmente, me parece genial cuando los autores descomponen la linealidad de un argumento para darle lugar a los cuadros retrospectivos y prospectivos; para servirla en piezas dispersas, que el público tendrá que reconstruir. Estas formas de hilar no sólo funcionan para activar la mente y la imaginación, sino para asemejar la vida misma: en el caso de esta historia, los flashbacks rememoran como lo hace la melancolía en cualquier día nublado, y los fastforwards satisfacen la curiosidad que ni el lector sabía que tenía.

Pollo con ciruelas3_
Nasser Ali y su tar. Pollo con ciruelas, de Marjane Satrapi

Venía de una racha de lecturas tibias y Pollo con ciruelas me salvó, me tocó el kokoro y me llenó de amor por Marjane Satrapi. Ya quiero toparme con Persépolis (de la que sólo he visto la película), pues seguramente es tan completa, redonda y conmovedora como la historia de Nasser Ali y su tar.

Mi firma_K

5

¿Dónde lo encuentro?

arte gráfico, Recomendaciones, terror asiático

Webtoons de Horang, pt. 2

Recientemente publiqué en Penumbria un texto donde platiqué un poco sobre el trabajo de Horang, un escritor y artista surcoreano de webtoons, que me mantienen con las manos sudando de principio a fin. Como mencioné en ese pequeño artículo, su labor es vasta y él se ha encargado también de varios cómics digitales basados en películas de terror, los cuales no descuidan su técnica narrativa y de dibujo, pues es posible encontrarse con esos efectos sorpresa característicos de él, que aprovechan todo el suspenso generado por la atmósfera tétrica a lo largo de la historia para explotar la adrenalina acumulada en el lector.

Como podrán notar al revisarlos, estos webtoons no han sido traducidos del coreano, pero realmente creo que a pesar de ello, los espectadores hablantes de otras lenguas, amantes de las películas de terror, pueden disfrutar del trabajo puesto en estos cómics. No obstante, mi reino por un alma bondadosa que hable coreano y quiera ayudarme con la traducción, just sayin’. En fin, aquí les comparto estos webtoons de Horang* (nota al final del artículo):

icons8-Ghost-64.png Oculus

(Mike Flanagan, 2013). La también titulada en Latinoamérica como Oculus: el reflejo del mal cuenta cómo dos hermanos intentan demostrar que los horribles hechos sucedidos hace años en su casa fueron obra de un espejo maldito y no de sus padres, ni de ellos mismos. Horang recupera la investigación de Kaylie Russell, la hermana mayor, para ilustrar en su cómic algunos de los eventos que el espejo ha provocado a lo largo de los siglos de su existencia.

Horang Oculus

icons8-Ghost-64.png El Conjuro 2

(James Wan, 2016). Esta historia pertenece al universo cinematográfico de El conjuro o, como a algunos les ha dado por llamar, el Warrenverso, y se basa nuevamente en uno de los casos de Ed y Lorraine Warren. En la película, uno de los personajes trascendentes es la monja que no es tan monja; es de verdad escalofriante, tanto que estamos próximos a ver un spin-off dedicado a ella, del que recientemente Annabelle 2 nos ha mostrado unas pistas en forma de referencias y escenas post-créditos. Así como todos los expectantes de este universo de terror, Horang sabe la importancia de este ente, por lo que explota su presencia en el cómic que desarrolló, basado en esta cinta de James Wan.

Horang. El conjuro 2
“¿Quién es?”

icons8-Ghost-64.png Lights Out

(David F. Sandberg, 2016). Creo que a estas alturas de la vida, la gran parte del fandom del terror sabe que la semilla de este filme es un cortometraje homónimo dirigido por el mismo Sandberg. También llamada muy teatralmente Cuando las luces se apagan, esta historia plantea la existencia de un ser que vive y se alimenta de la oscuridad, por lo que habita en las sombras y huye cuando aparece la luz. Este fantasma  parece tener un vínculo con la madre de dos chicos que han sido atormentados por esta presencia desde la infancia. Además, mucho se ha dicho de que ello es la representación del trastorno mental conocido como depresión.

Horang lights out_
“Click”

Sin duda alguna, esta película tiene un elemento al que Horang recurre constantemente: la oscuridad, por lo que se puede sentir al avanzar ente sus trazos. En muchos de sus trabajos, al desplazar la página hacia abajo para ver el cómic, el fondo se vuelve negro y eventualmente, los monstruos salen. Cabe destacar que en uno de los cuadros de Lights Out, tendrán que encender y apagar la luz, tal como lo hace Lotta Losten en el cortometraje y la película, para ver qué se encuentran.

icons8-Ghost-64.png Annabelle 2

(David F. Sandberg, 2017). Finalmente, se puede encontrar un video basado en la precuela de la precuela de El Conjuro, cuyo vínculo se ubica en el sitio de Horang. Pueden verlo al darle click al título, como en los webtoons anteriores.

Horang Annabelle 2
“Me desharé de ella” (?)

Es posible notar que el autor surcoreano prácticamente adaptó algunas escenas cinematográficas al formato del webtoon, por lo que, si hemos visto la película, no será difícil saber de qué va el cómic. Por ello, invito a todo aquel fan de los sustos ficticios a que no le tema a los caracteres coreanos y disfrute de estos mangas del horror.

Mi firma_K


*Nota: cuando los vínculos se abran en una nueva pestaña, esperen unos segundos para que el webtoon cargue y tome su tamaño ideal. Pueden usar auriculares para una mejor experiencia. Si son miedosos como yo, les recomiendo que los vean durante el día, con la luz de su amigo el sol. Horang siempre hace la advertencia de que si son sensibles, están embarazadas, no están en condiciones o tienen enfermedades cardiacas, es preferible que se abstengan.