Reseñas de películas

Reseña | A quiet place, dir. John Krasinski

A Quiet Place
Dir. John Krasinski
Guión: Krasinski, Scott Beck y Bryan Woods
Paramount Pictures, Platinum Dunes
90 min.
Estados Unidos, 2018

La familia Abbott vive en medio del silencio, caminando descalzos por los mismos senderos, los menos ruidosos, los que están preparados por ellos mismos con costales de arena; porque a la menor provocación sonora, ellos los pueden cazar. Viven en un mundo post-apocalíptico, abandonado por todos, sin risas ni gritos. Afortunadamente, ellos están acostumbrados a la comunicación por Lengua de Señas, gracias a que una de ellos, su hija Regan, es sorda, lo cual les ha dado una ventaja en medio de todo el caos.

¿Quiénes son estos monstruos con oídos súper desarrollados?, ¿de dónde vienen? Son preguntas que no se terminan de responder, pero esta ausencia de información no interfiere en el argumento. Da lo mismo si vienen del espacio o del subsuelo, provocan miedo a respirar, causan una tensión como pocas películas. El género del terror suele caracterizarse por el uso de la música, ésta puede avisarte de que se avecina un momento de sustos: “tuntuntun… el asesino ya viene, el demonio va a aparecer”, pero en este filme prevalece el silencio, la banda sonora es más sutil, y los diálogos son susurros… si hablan muy fuerte, si pisan mal, si algo se cae, la catástrofe llega corriendo sobre la familia. No hay aviso previo, ni para los personajes, ni para el espectador.

Resultado de imagen para a quiet place

Por ello, ver en el cine A quiet place o Un lugar en silencio, como la llamaron en México (por cierto, cheers por no ponerle un nombre como “Terror en el bosque” o “La maldición del silencio”), fue un experiencia muy interesante, ya que todos los presentes estábamos al borde del asiento, totalmente callados, compartiendo el silencio de la pantalla. Personalmente, me incomodaba la idea de que fuera a hacer mucho ruido al masticar mis palomitas o al sorber de mi vaso, no fuera a ser que el monstruo me cayera encima.

Es aterrador pensar en todo lo que se perdió en el proceso, antes de que la humanidad descubriera que el sonido era lo que atraía a las bestias. Imaginen que los monstruos atacaron en conciertos, salas de cine que exhibían películas de acción, o a gente ruidosa que azota puertas sin intención. El inicio de la película no te da precisamente una idea de ello, pero aparecen pistas en forma de periódicos y noticias viejas, como aquel titular que dice: “¡Es el sonido!”.

Resultado de imagen para a quiet place

Aunado a ello, la escena de la tienda al principio da el panorama de lo que nos encontraremos a lo largo de la película: silencio, cautela, precisión en los movimientos, tensión e incertidumbre; todo para rematar con esa escena en el puente que te paraliza el corazón. No mmes, Krasinski. Puedo decir que A quiet place tiene una de las escenas de apertura más impactantes que he visto en el género del horror. Obviamente uno podría ponerle peros y decir, “yo no haría esto o aquello en ese momento”, mas ¿cómo saberlo realmente?, ¿cómo saber cómo actuaríamos?, ¿cómo decir que todo nos saldría perfecto en medio de tal estrés constante?

Como dato curioso: leí por ahí que en la mencionada escena de la tienda muchas cosas estaban saqueadas, pero aún quedaban bolsas de papitas fritas en los anaqueles, porque claro, quién iba a querer arriesgarse en esos tiempos a comerse sólo una.

Yo estaba acostumbrada a ver a Emily Blunt en otro tipo de historias, y a Krasinski nunca lo había figurado ni por contacto en este género; pero me sorprendieron los dos con sus interpretaciones; en especial Krasinski, ya que no sólo se puso en la piel del personaje sobre el que recae mayor peso, sino que escribió, dirigió y produjo una historia bien armada en un género peligroso, en el que el mundo y los críticos comienzan a confiar nuevamente, un género que ha estado olvidado por los premios y las ovaciones. Los niños que interpretaron a los hijos de esta preciosa pareja también son geniales, aunque no pude terminar de hacer click con la actitud de Reagan.

Resultado de imagen para a quiet place

Hace poco fangirleé con una amiga fan del género sobre esta película, y coincidimos en que no sólo fue refrescante, sino hermosa. ¿Cómo puede una historia de monstruos y horror ser hermosa? De mil formas, todas conmovedoras, porque los monstruos tocan fibras importantes de la psique humana, las explican y les dan lugar ante los reflectores de formas atípicas, fantásticas. Por eso, A quiet place también es sobresaliente en ese aspecto, el de las relaciones familiares: el ruido que puede haber entre los recuerdos y las emociones debe ser tratado cuidadosamente, porque puede provocar frustración y luego, una explosión que atraerá a todo tipo de bestias. Además, el silencio, el de guardarse los sentimientos, a veces debe ser roto para causar ruido en el corazón de los demás.

Si no es ahora, después; pero si son amantes del cine de terror, A quiet place es un must.

Mi firma_K

4_5

Reseñas de libros

Reseña | La familia Mumin en invierno, de Tove Jansson

La familia Mumin en Invierno

La familia Mumin en invierno
Tove Jansson
Madrid: Siruela; 
México: CONACULTA, 2012.
136 pp.

El invierno llegó al valle y toda la familia Mumin está hibernando, pero por alguna razón, el menor de ellos, Mumintroll, se despierta antes de tiempo, y deberá pasar el resto del invierno solo. Por eso, tendrá que salir de su casa y ahí descubrirá cómo todo ha cambiado desde que se fue a dormir; no sólo se enfrentará a los cambios ambientales, a la caída de nieve y al frío nórdico, sino a conocer a nuevos seres que sólo se dejan ver en esa época del año. El pequeño Mumintroll se enterará de muchas cosas que permanecían secretas a todos los de su especie.

Mumintroll y Mamá Mumin
Mumintroll y Mamá Mumin

Este libro (Trollvinter) es la sexta parte de la serie Mumintrollen de Tove Jansson. Lo leí en medio de uno de los inviernos más fríos que  he tenido como citadina de un lugar templado, así que a mi 1ºC sólo podía sufrir por el pobre Mumintroll que se quejaba pesaroso de cómo todo era gris, frío y triste, y que se la pasaba extrañando el sol, deseando con todo su corazón mumin calentar su espalda como en primavera.

Mumintroll se encuentra muchos personajes muy diferentes a él y su familia. Mientras que él es un ser sosegado, curioso, tranquilo, tierno, amable (aunque un poco impaciente) y lleno de valentía, los demás son más rebeldes y extrovertidos. Por ejemplo, la Pequeña My, traviesa, activa, genial, desenfadada, que no tiene un filtro en sus palabras, lo cual le puede causar algunos conflictos a Mumintroll; o el Hemul, un forastero al que le encanta esquiar, pero que no se da cuenta de cómo a todos les es incómoda su presencia en el valle (excepto a la Pequeña My y a la criaturita Salomé) porque es muy escandaloso.

Mumintroll, Too-ticki y Pequeña My
Mumintroll, Too-ticki y Pequeña My

Con el paso del texto, las relaciones entre los personajes van a ir revelando el verdadero meollo del asunto, porque nos será posible ver que lo más importante en esta historia de Jansson es la diversidad: el ver cómo todos somos diferentes a los demás, nos gustan cosas distintas y tenemos necesidades variadas; pero que a pesar de eso, podemos convivir en armonía, y aprender unos de otros.

Muchos podrían pensar, como pasa con muchos libros de LIJ, que La familia Mumin en invierno es un “cuento” para niños y no puede ser disfrutado por gente más grande; pero, igual que como pasa con muchos de esos libros, se equivocan. Los personajes de Jansson son tan entrañables y tan bien hechos que es fácil identificarte con ellos, aunque sean criaturas poco convencionales; quizás eso es lo que los hace cercanos: todos somos raros a nuestra propia manera. Yo, por ejemplo, me sentí muy Mumintroll, pero habrá quienes se sientan más Hemul o Pequeña My. Cada uno tiene una esencia compleja, pues va más allá de lo bueno/malo, no hay villanos ni héroes, sino un montón de seres que combinan sus experiencias y perspectivas en un ambiente desafiante como lo es el invierno nórdico.

Qué pena que todo lo emocionante siempre se acabe cuando ya no le tienes miedo y, por fin, puedes disfrutarlo.

Las ilustraciones de Tove Jansson van dando una idea de la mágica cotidianidad del Valle Mumin, de lo adorable que es Mumintroll, de la locura de My, de lo trascendente que es la ardilla con la cola más bonita…

Mumintroll en la casa de baño
Mumintroll al llegar la primavera

Cabe mencionar cómo la autora logra tocar un tema sensible de una forma cuidada y amable para los niños: la muerte; pues logra escribir que aunque el invierno puede ser hermoso, también trae peligros consigo que pueden arrebatarle la vida a algunos. No obstante, todo es parte del ciclo de la vida que vendrá a ser continuado por la llegada de la primavera.

Éste fue mi primer acercamiento a esta serie (sí, ya sé, empecé toda chueca por el sexto y no por el primero), y definitivamente me ha dejado con las ganas de leer más de las aventuras de los Mumins, en especial, de mi animal espiritual: Mumintroll.

Mi firma_K

5

¿Dónde lo encuentro?

Biblioteca Vasconcelos: I 894.5413J36 F35
Amazon
 Epublibre

Cine, Reseñas de películas

Vuelven, dir. Issa López

vuelven-941014237-large

Vuelven

Dirigida y escrita por Issa López

México, 2017.

Las líneas entre la fantasía y la realidad son más finas de lo que pensamos, sobre todo en un país tan coloridamente oscuro, mágico y surreal como el nuestro. Sin embargo, es poco el valor que se le da al cine mexicano cuando trata estos vínculos; las productoras nacionales creen que entre más “realista” es una historia, más vale la pena, por lo que nos llegan películas con humor barato o violencia gratuita. Eso ha hecho que personas que, con el objetivo de entender y reconstruir el mundo, disfrutan filmes del género fantástico y del horror perspicaz, dejen de confiar en el producto nacional. Pero Vuelven… es otra historia.

Estrella es una niña que, como muchos otros, ha sufrido los estragos de la violencia y el crimen organizado, ha padecido desde las balaceras fuera de su escuela hasta la desaparición de su mamá. La buena noticia es que su maestra, en medio del tiroteo, le ha regalado tres deseos en forma de gises. La mala es que su maestra le ha regalado tres deseos y que tal vez no serán suficientes para librar la batalla que está por enfrentar junto a la bandita de Shine, niños que también se vieron obligados a vivir solos en las calles por las mismas razones que Estrella. Todos tendrán que sobrevivir en medio de un mundo hostil, cargado de balas y torturas por parte de los delincuentes “huascas” y las autoridades corruptas, además del hambre y la falta de un techo seguro; así como muchos niños en el día a día.

Tigers are not afraid

Podría decirse entonces que Vuelven es un cuadro muy realista, cómo se le pide ser en la industria, sin embargo está trazado con la paleta de la inocencia y los bailes espontáneos en medio de la guerra; iluminado con el rosa de las ropas de Estrella y las sombras fantasmagóricas; texturizado con la piel de un tigre de felpa viviente y el plástico envolvente de cadáveres que te persiguen, adheridos a ti como recuerdos. Es pues, un cuadro que toma forma y esencia a través de elementos extraordinarios, tan únicos como los niños que dan vida a este cuento de hadas visceral.

Los encuadres de Issa son una mirada a esa pintura penetrante que el espectador se lleva en la memoria aún al salir del cine. Y ello, aunado a los colores, hace a Vuelven visualmente hermosa.

tigersarenotafraid4_huge

En este tiempo negro, es imposible no sentir empatía con sus personajes. Mi colonia ni siquiera aparece en el listado de las más peligrosas de la ciudad; no obstante, he corrido para esconderme y apagar la luz cuando hay balaceras afuera de mi ventana, y he visto el azul y rojo del patrullaje iluminar mis paredes después del ruido de los disparos y los gritos de una madre desconsolada. Hay monstruos agresivos en las calles, y están vivos.

Así, en Vuelven, los peores momentos de ansiedad los provocan los que respiran. Mientras que los muertos regresan para advertirnos y recordarnos cuál podría ser nuestro final o el de las personas que más amamos. ¿Qué peor terror que ese?

Guillermo del Toro tuvo que irse con sus monstruos maravillosos a probar suerte en otros lados, tuvo que alejarse del crimen y el mal gobierno. ¿Cuántos talentos más debemos dejar partir porque no se les da la oportunidad de crear y vivir tranquilos aquí?

“Los tigres no tienen miedo”, declaran los personajes constantemente, e Issa López es una tigresa, valiente al construir algo fuera del prototipo del cine mexicano, como inspirada por las historias de Del Toro. Las rayas de estos tigres –personajes y narradores– dibujan la esperanza no sólo de la creatividad narrativa, sino de que tal vez, en algún punto futuro, habrá un momento sanador y justo en nuestro país.

 

Mi firma_K

4_5

Reseñas de libros

Macanudo 1, de Liniers

Macanudo
Macanudo 1
Liniers
México: Sexto Piso, 2012.
96 pp.

Éste es el primer número de una serie de recopilaciones de tiras cómicas macanudas de Liniers, publicadas originalmente en el periódico La Nación, de Argentina. Todo lo incluido está lleno de color, de personajes adorables y situaciones de lo más interesantes: pueden ir del chiste más tonto a la reflexión existencial más profunda; o incluso las dos cosas al mismo tiempo.

Liniers dibuja personajes, y sus personajes son macanudos. Y los dibuja tan bien que son todos lindos, hasta los feos son tan perfectamente feos que son bellos. Solitarios, con una inocencia pop a veces algo perversa, se mueven con elegancia entre la tristeza y el asombro, como actores anónimos de pequeñas películas artesanales de clase B.

Macanudo 1_3

Cuando era niña, me encantaba leer la sección de caricaturas; después me desacostumbré, porque en la Universidad te separan mucho de la literatura pop, la que sí llega a todos; los alumnos son más pedantes que los propios profesores. Pero al salir de tu burbuja única y especial académica, te das cuenta de que los libros abarcan demasiado y el arte tiene diversas formas; por ejemplo, las tiras cómicas, y Liniers demuestra lo precioso que llega a ser este universo narrativo.

Macanudo refleja cómo los pequeños detalles pueden ser grandes historias con el tratamiento adecuado, cómo cosas cotidianas de repente son dignas de ilustrarse. Pero cabe preguntarse qué significa esa cotidianidad cuando eres una caricatura. Liniers nos da la respuesta, pues sus personajes están constantemente pensando y preocupándose por su existencia, por el valor de un nuevo día y la importancia de las nimiedades que los rodean, por su razón de vivir o por el simple hecho de estar parados frente a nosotros sin saber qué decir para sonar graciosos.

Macanudo 1_2

Estos pensamientos se extienden y llegan a relacionarse con el uso de la metaficción, con la cual Liniers no sólo le recuerda al lector cómo se hacen los cómics, o cómo quiere que creamos que se hacen; sino que también la utiliza para jugar con sus propias creaciones (sus personajes, sus bebés) y hacerles ver que aunque no son “reales”, existen y pueden hacer cosas: porque está claro que aunque seas un pedazo de papel lleno de acuarelas y letras, puedes sacudir el mundo.

Existe entonces una estructura narrativa que remarca el estrecho vínculo entre la presentación del dibujo y las palabras; y a través de ésta, a Liniers le encanta mostrarnos además muchas divertidas ironías.

Macanudo 1_

He de confesar que a algunas tiras no terminé de entenderles. Pero leí Macanudo en un rato de espera y, después de haberme encontrado con la oscuridad de Lenore, me encariñé especialmente con los pingüinos y el gato Fellini (aunque todos tienen mucho que dar) y disfruté el humor blanco y genuino de esta sinfonía de trazos trascendentes, cuya naturaleza se refuerza en los tonos pasteles de varias viñetas, que te hacen viajar de una sonrisa ñoña a un momento de reflexión sobre tu vida misma; de un momento a otro, el lector es capaz de decir “ese soy yo”: se convierte en una caricatura de Liniers. Definitivamente, quiero seguirle la pista a este artista argentino.

Mi firma_K

5

¿Dónde lo encuentro?

 Sitio de Liniers (tiras, información, personajes… H-E-R-M-O-S-O )
 Biblioteca Vasconcelos: 741.5982L56
 Amazon
 Book Depository
Sitio web de Sexto Piso

Reseñas de libros

Lenore: Jugarretas, de Roman Dirge

Lenore Jugarretas
Lenore: Jugarretas (Lenore, #2)
Roman Dirge
Barcelona: Norma, 2011.
112 pp.

Lenore es una niña que tiene amigos, vive aventuras, se enferma, se divierte y… está muerta. Los personajes con los que convive y las historias que Roman Dirge ilustra son de lo más retorcidas. Aunque el hecho de que Lenore esté muerta ya dice mucho, esa es la menor de las piruetas en estos cómics. La personalidad de esta protagonista es algo inquietante, pues combina la inocencia de la infancia con lo macabro de la oscuridad; es entonces la representación de diversas dualidades.

Lenore Jugarretas_RomanDirge
Lenore: Jugarretas, de Roman Dirge

Por eso, no pude evitar acordarme de los Happy Tree Friends, esos animalitos tiernos iluminados con colores pastel que de una u otra forma siempre terminan destazados en medio de una serie de eventos muy desafortunados que dejan al espectador pensando si sí reírse o llorar por el conejito que se acaba de electrocutar. Así son las historias de Lenore, aunque mejores: llenas de sombra chispeante.

Obviamente, en medio de tantas circunstancias sórdidas, uno puede dudar de su salud mental por reírse de algunas cosas, o tal vez le llega el punto en el que prefiera dejar el libro. En mi experiencia, al llegar a “Gatito núm. 35”, terminé por preguntarme qué rayos pasa con los que reseñan a Lenore con oraciones como “esperaba algo más retorcido”. Pues ¿qué ratas querían? Casi suelto un spoiler :3

Lenore Jugarretas_Dirge
“Bienvenidos seáis por la alegría que me dais cuando os vais”.

A pesar de lo horrible que pueda sonar, Lenore tiene un encanto difícil de ignorar. Sus trazos son muy simples y feos, pero kinda cute y Dirge ha de confiar en ello, porque incluye páginas de dibujos que serían buenos tatuajes, según él (la verdad yo no me los tatuaría, pero bueno).

Es obvio que éste no es un libro para gente que se perturba fácilmente, o que busca la máxima verdad en todo lo que lee. Es más un libro para juguetear con el humor negro: el del dolor, la muerte y el doble sentido. Pareciera un cuento infantil (aunque no lo es) salpicado con rimas y calaveritas, donde la oscuridad se vuelve colorida, muy al estilo de un Día de Muertos.

Un día insólito a las 6 de la mañana
reinó el silencio al nacer una criatura extraña.
Un bebé tristón y feo para todo el que lo mirara.
Nadie lo cogía en brazos,
no tenía piel en la cara.

Como se habrán dado cuenta, no inicié por el número uno, Lenore: Collejas, porque no tenía ni idea de que había toda una serie del personaje, sino hasta que Goodreads me lo dijo. Por lo tanto, desconozco qué tantas diferencias o similitudes haya entre los dos libros o si hubo algún desarrollo o continuación. Lo que he escrito se basa en mi experiencia con Jugarretas. Sin embargo, me da curiosidad encontrarme con las demás vivencias de Lenore, la niña muerta.

Mi firma_K

4

¿Dónde lo encuentro?

Biblioteca Vasconcelos: 741.5973D47b
 Sitio web de Editorial Norma
Amazon

Reseñas de libros

Pollo con ciruelas, de Marjane Satrapi

Marjane Satrapi_Pollo con ciruelas

Pollo con ciruelas
Marjane Satrapi
Barcelona: Norma, 2009.
84 pp.

Nasser Ali es un músico muy talentoso, pero un día su esposa le rompe su tar, el instrumento con el que él no sólo ha desarrollado su maestría musical, sino una relación vital y anímica. Por eso, cuando no encuentra otro instrumento con el que esté satisfecho, decide que ya no quiere vivir, y sólo se acuesta a esperar la muerte.

De entrada, podría sonar a que es un argumento sencillo con acciones exageradas por parte  del protagonista, pero al avanzar la historia (o retroceder en ella), es posible notar cómo los sentimientos se van acumulando y mezclando al conocer las vivencias de los personajes: se funden los blancos y negros para formar naturalezas esféricas de cada uno de ellos. Por ejemplo, uno podría odiar un poco a Nahid por andar rompiendo cosas que no son suyas, pero ¿qué la motivó?, ¿qué la impulsó a hacer eso?, ¿cuál es su historia? Después de dosificarnos las respuestas, la autora nos va involucrando plenamente con su libro de tal forma en que nada nos es indiferente.

Como diría aquél, “No basta con vivir para estar vivo”…

Pollo con ciruelas4_
Nasser Ali y Azrael, el Ángel de la Muerte.

Sin lugar a dudas Marjane Satrapi es una artista de las emociones humanas; sus viñetas pueden parecer simples por la falta de color, pero como dijo la fotógrafa Andri Cauldwell, “To see in color is a delight for the eye but to see in black and white is a delight for the soul”. Marjane atrapa en sus dibujos lo necesario para desarrollar el carácter de sus personajes, les otorga personalidades con las que el lector puede sentir empatía, porque nadie es totalmente bueno o malo, sino que solamente son. Igualmente, como en el mundo, los momentos trazados tienden a ser muy agridulces, puede haber risas en momentos solemnes, llanto en una situación cómica, e incluso escenas retorcidamente enternecedoras (como el fantaseo con Sophia Loren, I guess); y la inocencia de un niño salta en el mundo de Pollo con ciruelas para provocarle sonrisas hasta al más serio de los lectores.

Algo que es precioso y preciso en la narrativa de esta novela gráfica son los saltos temporales. Personalmente, me parece genial cuando los autores descomponen la linealidad de un argumento para darle lugar a los cuadros retrospectivos y prospectivos; para servirla en piezas dispersas, que el público tendrá que reconstruir. Estas formas de hilar no sólo funcionan para activar la mente y la imaginación, sino para asemejar la vida misma: en el caso de esta historia, los flashbacks rememoran como lo hace la melancolía en cualquier día nublado, y los fastforwards satisfacen la curiosidad que ni el lector sabía que tenía.

Pollo con ciruelas3_
Nasser Ali y su tar. Pollo con ciruelas, de Marjane Satrapi

Venía de una racha de lecturas tibias y Pollo con ciruelas me salvó, me tocó el kokoro y me llenó de amor por Marjane Satrapi. Ya quiero toparme con Persépolis (de la que sólo he visto la película), pues seguramente es tan completa, redonda y conmovedora como la historia de Nasser Ali y su tar.

Mi firma_K

5

¿Dónde lo encuentro?

Reseñas de libros

Monstruos modernos, de Jordi Costa

Monstruos modernos
Monstruos modernos
Jordi Costa
Darío Adanti (Ilustrador)
Madrid, 2008: Astiberri.
128 p.

Encontré este libro en el piso 7 de la Biblioteca Vasconcelos, donde siempre hay algo que ver. El título y la portada me prometieron algo delicioso que el prólogo de Guillermo del Toro terminó por asegurarme: en este libro vas a complacerte con una especie de bestiario que cataloga la fauna de la actualidad, dentro de la cual están personajes como Leo DiCaprio, los perritos, Harry Potter, Homero Simpson o el mismo Del Toro. Pero no es así, al menos no exactamente.

Hojeé el ejemplar y los dibujos de Adanti me convencieron de llevármelo. Pero qué sorpresa me llevé cuando lo que estaba leyendo no tenía nada que ver con lo que imaginé. Esas viñetas tan monas del dibujante se combinan con una prosa amargada con la que me tardé mucho en congeniar. Para ser honesta, los autores lo dejan claro en su nota preliminar: esto es una recopilación de artículos de periódico de una sección perdida que a nadie le importa :v y cuyas ilustraciones son lo único que vale la pena.

¡Avísenmeee! Así me hubiera ahorrado la cargada desde la biblioteca a mi casa y de regreso, jk. No me malinterpreten, les garantizo que el libro tiene su chiste y a muchos les encantará. Pero a alguien como yo, que no comparte ni el tiempo ni el espacio ni el dialecto ni el contexto madrileño del señor Don autor, pues le es imposible hacer click con él. Es, para mi gusto, un texto muy específico de su locación. 

En ocasiones, la jam session no desencadena el caos a partir de una canción, sino que es puro estallido libre, Big Bang puro, creación desencadenada en tiempo real. Y eso, si no estamos suficientemente preparados, puede volvernos locos.

Tiene varios comentarios y reflexiones que me gustaron (véase la hermosa explicación sobre la jam session en la cita anterior, por ejemplo); pero la mayoría del tiempo no puedo con su lenguaje: Costa pasa páginas quejándose de la rimbombancia de las personas, pero muchas veces sus composiciones llevan colgadas todas las palabras domingueras que se le ocurren.

Eso sí, puntos extra por el impresionante movimiento de poner a Del Toro a escribir su prólogo. El cineasta les hizo un “parote”; me hicieron creer que el libro iba por la onda fantástica y nada que ver. Me “chamaquearon”, pues, me timaron 😂 Me río de mí, pues mi imaginación fue la causante de mi desavenencia con este libro.

Darío Adanti_HP
©2008 Darío Adanti

Estoy consciente de que los monstruos tienen diversas formas, que los humanos son de lo más monstruoso, que yo soy un monstruo y que Costa es un monstruo por jugar así con mi kokoro, por eso me hubiera gustado que el autor explotara mejor esa idea, que sus descripciones se asemejaran más al bestiario, a lo que su título prometió y a lo que Adanti hizo con sus coloridas/sombrías láminas, en vez de limitarse a la crítica elaborada con construcciones sintácticas que no entiende ni Chomsky (#nocierto, Chomsky le entiende hasta a las green colorless ideas). Aunque cabe señalar que, una vez que el lector se ha acostumbrado al tono de Costa, puede disfrutarlo mejor.

Diga lo que diga el Tío Vinagres (y Cráneo Privilegiado) de Harold Bloom, el Fenómeno Harry Potter es algo de proporciones tan rotundas como la canónica cintura del susodicho.

Finalmente, aquellos que se topen con este libro, tómenlo. Probablemente verán cosas geniales en las que yo, en mi depresión post-sismo, no pude profundizar. Recomiendo las entradas sobre Robert De Niro, Harry Potter y Halloween, entre otras, que tocaron mi alma; y la de Robert Rodríguez, que se asemeja mucho a las expectativas que da un título como Monstruos modernos.

Mi firma_K

P.D. Chequen la mordida a Harold Bloom. Boom, bitch! Mis respetos.

3_5

¿Dónde lo encuentro?

Biblioteca Vasconcelos: 741.5946A26
Gandhi
Amazon
Sitio web de Astiberri